La bicicleta, el transporte más óptimo, sostenible y ecológico

    This form uses Akismet to reduce spam. Learn how your data is processed.

    La bicicleta es el medio de transporte alterno principal en plena época tecnológica. Es un hecho que sus beneficios le aportan a la sostenibilidad ambiental y es uno de los vehículos más accesibles, fiables y sencillos. Aunque parezca muy lenta, esta puede llegar a 15 o 20 kilómetros por hora, todo depende del ciclista y de sus capacidades de pedaleo. Veamos algunos datos de las bicicletas y las razones por las que debemos elegirlas frente a otros modelos de transporte.

    Uso de la bicicleta en la sociedad actual

    Hoy en día, son cada vez más las personas que usan bicicletas como medio principal para movilizarse. Cada vez que pedaleas este vehículo de acero, creas un vínculo especial porque aprendes a pedalear al ritmo que ella te lleve. De modo que si lo haces con fuerza, con ganas y con motivación llegas muy lejos, el límite lo pones tú.

    Con el paso de los años ha ido evolucionando, el primer boceto lo diseñó Leonardo Da Vinci en el siglo 15 y se llamó Codex Atlanticus. Aun cuando se tenían claros diversos detalles sobre su construcción, no se llevó a cabo este modelo. Más adelante Karl Drais, en 1816, hizo un diseño de bicicleta que carecía de pedales, frenos y cadena, solo tenía ruedas, sillín, manillar y dirección. Con el tiempo se fueron uniendo otros inventores y lograron los distintos modelos que hoy en día se encuentran disponibles en el mercado.

    Algo que llama mucho la atención es que, en sus comienzos, las ruedas de las bicicletas se habían elaborado en madera, ¿te imaginas conduciendo una de ese estilo? Otro dato cautivador se centra en el peso, pues a finales del siglo 19, tenía un peso de 18 y 22 kilogramos. ¿Quién la levantaba o maniobraba? Primero, deberías tener músculos para emplearla perfectamente y lograr resultados óptimos. En la actualidad, la más liviana cuenta con un peso de 2.7 kilogramos, lo que la hace sencilla de usar para principiantes. Es por eso que los continuos cambios en este modelo de transporte sostenible aportan características elementales a la vida.

    Impacto positivo de la bicicleta

    En medio de tanta contaminación, se necesitaba un vehículo moderno, limpio y ecológico que aportara a la gestión ambiental. Asimismo, la bicicleta es el medio más fiable para evitar la transmisión de carbono. Destaca así por encima del coche, el autobús, el tren e incluso el avión por:

    • No consumir combustible.
    • No emitir gases de efecto invernadero.
    • Ruido mínimo en comparación a un auto.
    • No consume energía primaria.
    • Porcentaje mínimo de riesgo inducido de accidentalidad.
    • Requiere menos espacio, tanto en las vías como en su almacenamiento.
    • Recurso energético inagotable y gratuito.
    • Proporciona independencia y autonomía.
    • Regenera la salud física y mental.
    • Evita congestiones en el tráfico.

    Por todo esto y mucho más, el 3 de junio se celebra el día mundial de la bicicleta. Millones de personas recuerdan que su uso contribuye a disminuir la parálisis del mundo actual, el cambio climático y la contaminación por la que está pasando el planeta. Súmate al cambio y sé parte de una era más consciente y saludable.