El ciclismo femenino en Ecuador cuenta con el talento de Ana Vivar

    This form uses Akismet to reduce spam. Learn how your data is processed.

    Puedes confirmar que el ciclismo femenino en Ecuador está lleno de energía. Esto es gracias a pedalistas como Ana Vivar. Esta joven de 19 años ha conquistado, con sus logros, la esperanza y la confianza de los aficionados que disfrutan sus recorridos con el equipo femenino Movistar Best PC.

    Orígenes y profesionalismo en el ciclismo femenino

    Si has oído hablar de Ana Vivar sabrás que es una ciclista cuencana de 19 años. Pero es mucho más que eso, es una mujer con convicción por lo que hace. A su temprana edad ya forma parte de la escuadra femenina de Movistar Best PC. Es algo que solo puede lograrse destacando con mucho talento y disciplina. Además del carácter para afrontar nuevos retos.

    Gracias a esa imponente personalidad; una mezcla de carisma con fortaleza, Ana ha podido clasificar en importantes campeonatos. Uno de ellos fue el celebrado campeonato Nacional de ciclismo, donde obtuvo el primer lugar en la categoría élite femenino.

    Era casi un hecho que Ana iba a destacar en esta última competencia, después de haber participado en la vuelta a Colombia. Una ruta que, según ella, exige mucho por sus caminos irregulares y los constante cambios de tiempo. Aspectos que son bastante desgastantes para cualquier ciclista, pero que esta deportista profesional ha sabido manejar muy bien.

    Estar atenta a su entorno es una virtud de Ana Vivar; reconoce los momentos en que debe moderar su fuerza, es una gran administradora de su propio rendimiento. La velocidad y la resistencia son fundamentales para un ciclista, pero el cuerpo no siempre puede mantenerlo en el mismo nivel durante todo el recorrido. El entrenamiento constante ayuda a observar cuáles son las falencias o las fortalezas en el deporte. Por esas razones, Vivar se ha concentrado mucho en sus entrenamientos para destacar como una gran atleta.

    Cuando observamos a Ana en vivo o a través de las pantallas, vemos a una joven con coraje. El modo en que su bicicleta avanza la convierte en la metáfora de su propia vida. Persigue un horizonte sin distracciones, porque un mínimo error puede cambiar sus objetivos. En la firmeza de sus hombros, el equilibrio de sus brazos y el movimiento de sus piernas está la dinámica de los sueños por alcanzar.

    Infancia en los pedales

    Te contamos una de las anécdotas más curiosas de Ana; es sobre su primer contacto con la bicicleta. Cuando la recibió como regalo de parte de su padre, la rechazó con ímpetu infantil. La gracia con la que cuenta esta historia es propia de quien ahora solo disfruta pedalear.

    Sin embargo, no muy lejos de ese momento, Ana se interesó por andar sobre dos ruedas. A partir de entonces ha convertido el ciclismo en una pasión que moldea con profesionalismo. Sobre todo porque, aun siendo tan joven, es capaz de disfrutar sus triunfos mientras admira el desempeño de sus compañeras ciclistas. Todo ello con la humildad de quien se dispone a continuar aprendiendo.

    Incluso cuando parecía que esa no iba a ser su pasión, la niña Ana Vivar se ha convertido en una joven que combina un gozo profesional con su propia formación escolar. Entre sus planes está terminar sus estudios secundarios para ingresar a la universidad y egresar como abogada. Según su familia, tiene un espíritu aguerrido y un alma noble que le permitiría dejar en evidencia muchas injusticias.

    El hecho de que Ana piense en una formación académica habla de la confianza que tiene en sí misma. Imponerse retos es propio de una deportista profesional, es lo que le permite cumplir metas continuamente y es algo que valoramos en el equipo de Movistar Best PC.

    Inicios en el pedaleo profesional

    Comenzar en el ciclismo ecuatoriano profesional con Movistar Best PC le da al talento de Ana mayor visibilidad. Pero no solo eso, porque si mayor es la audiencia, mayor es su responsabilidad para entregar un rendimiento óptimo. La misma Ana lo ha dejado claro después de la Vuelta a Colombia. Para ella ese ha sido hasta ahora el entrenamiento más duro, y sin duda será una intensidad aumentada para competir en sus próximas carreras.

    El apoyo de Movistar Best PC ha sido para la ciclista más que un patrocinio deportivo. Lo ha asumido como una escuela de valores que le transmite la importancia de la responsabilidad y el compañerismo. Del mismo modo, para nosotros es un aprendizaje contar con su alegría y el entusiasmo juvenil.

    En Movistar Best PC disfrutamos al establecer una relación cercana con los deportistas. Los consideramos parte de nuestra familia, pues el logo que refleja su uniforme no es únicamente una marca, es más que eso, se trata de las ideas de equidad, inclusión y bienestar que nos representan. Son ideas que están reflejadas en nuestro equipo femenino de ciclismo con Anita como líder.

    Razones por las que Ana Vivar brilla con luz propia en el ciclismo ecuatoriano

    Cuando oyes hablar a Ana te convences de que es una joven que nació para ser exitosa. Las razones son las siguientes:

    1. Tiene un talento que ha reforzado con mucha disciplina. Entrena continuamente para alcanzar niveles óptimos de resistencia. No se rinde con facilidad, es insistente cuando se propone alcanzar un objetivo.
    2. Se expresa con carácter. Muchas veces, por error, asociamos el carácter con lo temperamental, nada más lejos de la verdad. El carácter es el control de las emociones y los altibajos en función de las metas. Ana Vivar tiene carácter porque es una deportista determinada con sus objetivos sin distracciones.
    3. Es una joven carismática. A pesar de su coraje para romper sus propios récords, no pierde la alegría de su adolescencia. Sus compañeras de equipo la definen como una persona amable y solidaria. Los elementos fundamentales de cualquier equipo.
    4. Es una mujer comprometida. Para nadie es un secreto que el ciclismo hasta hace poco, como la mayoría de los deportes, estaba confinado en el espacio masculino. Pero Ana sabe que el ciclismo también es de mujeres; se está convirtiendo en la voz de muchas niñas interesadas en pedalear profesionalmente.
    5. Reconoce su juventud como una virtud que necesita experiencia. En varias ocasiones Ana ha sido enfática al admitir que todos los días y en cada competencia está dispuesta a aprender más. Sabe que la experiencia se gana siendo consecuentes en el tiempo.

    Si Ana Vivar brilla con luz propia en el ciclismo ecuatoriano es porque tiene un don que está cultivando con mucha constancia. Es consciente de que no es suficiente ser talentosa, sino demostrarlo con mucho trabajo. Otra razón que hace a Ana una joven muy singular es su sencillez. Ella tiene una forma muy clara de expresar sus ideas. Sabe llegar al público con gracia e inteligencia en sus entrevistas.

    Retos para el futuro

    Ana Vivar, brilla con luz propia en el ciclismo ecuatoriano como una profesional. Asume los retos que implican competiciones del más alto nivel. Por ello, entre sus más grandes sueños está pedalear en Europa. Participar en algunos de los eventos que se convocan en España, Italia o Francia, principalmente.

    Tanto tú como nosotros estaremos felices de que eso pueda suceder. Por nuestra parte, Ana tendrá todo el apoyo y las herramientas que necesite para alcanzar su objetivo. Sus logros los compartimos como la familia Movistar que somos. El contacto y la comunicación que nos caracterizan forman parte de los valores que transmitimos a nuestros deportistas. Ana Vivar lo ha destacado muy bien, es una gran comunicadora de sus experiencias, de sus aprendizajes, de sus errores y de sus sueños.

    Lograr un título europeo es el deseo de todo ciclista, pero para el ciclismo femenino es mucho más importante. Lo es porque, como lo destacaba la misma Ana Vivar, solo hasta hace poco cuando vieron los resultados, las personas comenzaron a creer en el equipo femenino de Movistar Best PC. Ahora que Ana tiene la atención y la confianza de los ecuatorianos, su compromiso crece aún más. En el nivel profesional en el que se encuentra, sus retos personales como pedalista se convierten, también, en las ilusiones de muchos aficionados y seguidores que la apoyan.